Alternativa a la amputación

Solicita una cita
Nombre


Apellidos


Teléfono


E-Mail


Qué es

Tras una situación grave en una extremidad, ya sea postraumática (como una
fractura abierta), tumoral, crónica (como una osteomielitis), pseudoartrosis etc. los recursos terapéuticos convencionales pueden no ser suficientes para abordar el problema y por lo tanto obtener un buen resultado, este resultado debe ser lo más funcional y estético posible por lo que a veces el cirujano que trata esta patología decide directamente la amputación o como última solución tras realizar varias intervenciones sin éxito.

La amputación no es fácil de asumir pues es un gran trauma emocional y deja secuelas tan molesta como el miembro fantasma o el dolor neuropático por la formación de un neuroma que se puede producir al cicatrizar el nervio seccionado, también la formación de un espolón óseo en el extremo del hueso amputado que requiera la regularización del mismo.

La adaptación de la prótesis requiere a veces mucho tiempo. A largo plazo la amputación provoca afecciones de la columna vertebral, cadera y rodilla al desplazarse el centro de gravedad y causar cambios posturales y biomecánicos: dolor y trastornos al caminar, aumento de hasta un 80% del gasto cardíaco y energético debido al sobreesfuerzo y disminución de la función renal.

Nuestro equipo tiene sobrada experiencia para proponer alternativas a la amputación y poder reconstruir o tratar una patología o unas secuelas complejas por ejemplo en una osteomielitis. Puede requerir también la ayuda de los cirujanos plásticos o vasculares para tratar un defecto de partes blandas o mejorar la circulación.

Tratamiento quirúrgico para un femur amputado